Noticias · Blog · Contacto
Buscar establecimientos
English
French
German
Portuguese
Italian
Chinese
Japanese
Russian
Alhama de Granada
Boletín de Novedades
Suscribete a nuestro boletín y recibe en tu correo todas nuestras novedades.
 
Alhama de Granada
Alhama de Granada

 

Ruta Alhama, de lo que vio un Griego a la visión de un Romántico, 

 

 

 

Descubre nuestros Hoteles aqui y nuestros restaurantes. 


CONTEXTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

   Alhama alcanzó su máxima trascendencia histórica durante la Baja Edad Media, cuando era una plaza fuerte del reino nazarí de Granada. Su toma por los cristianos el 28 de febrero de 1482, en represalia por la toma nazarí de Zahara, significó el inicio de la Guerra de Granada (este hecho se narra en el célebre Romance de la pérdida de Alhama ).


   Durante la guerra, ya en manos cristianas, Alhama sufrió varios sitios por parte de las fuerzas nazaríes, todos sin éxito. Durante el tercero, entre 1484 y 1485, el alcaide de Alhama, Íñigo López de Mendoza y Quiñones, ordenó el uso de papel moneda.

   Tras la conquista cristiana conservó su importancia. Sin embargo, el terremoto que el 25 de diciembre de 1884 asoló las provincias de Granada y Málaga destruyó la localidad casi por completo. En 1975 el municipio de Ventas de Zafarraya se incorporó al de Alhama de Granada.
 

 

   Los primeros asentamientos en la zona quedan fechados a través de restos arqueológicos que datan del paleolítico medio, de entre  los enclaves en los que se han encontrado restos cabría destaca: La Cueva de Zafarraya, la Mujer, del Agua o la de los Molinos.

 

   De aquí en adelante la presencia de los humanos en Alhama ha sido una constante. Alhama en la antigüedad se identifica con el Poblado Romano Artigi o Artigis que el gran historiador y cartógrafo griego Plinio señala en sus escritos.

 

   De época romana se conservan unas termas, una calzada y un puente, que pese a no poder asegurar su rmanidad si es presumible que su origen se encuentre en esta etapa histórica aunque haya sido posteriormente transformado, algo que es habitual en  todas las estructuras de la antigüedad conservadas.

 

 

   La época medieval trae consigo el dominio islámico que como hemos visto se prolonga en el tiempo hasta el año 1482, lo que confiere a la ciudad un cierto carácter fronterizo,  Con una explotación económica basada en l el cultivo de la tríada mediterránea, árboles frutales y la cultura de la ganadería transhumante, a lo largo del Siglo IX cuando el Califato de Córdoba comienza su máximo esplendor, la ciudad comienza desarrollarse económicamente, tanto así que los historiadores presumen en la Alhama actual la fundación de la  primera ciudad.

 

   El máximo esplendor lo alcanzará en el siglo XIII-XV con el auge del comercio entre el puerto de Málaga, Vélez Málaga y la capital del Reino Nazarí, Granada.

 

 

   Asentada en el tajo del Río Alhama, la ciudad se convierte en una fortaleza casi inexpugnable de forma natural, las torres vigías y las murallas musulmanas hicieron posible, del lado humano, que la fortaleza resistiera hasta el siglo XV. La Medina o madinat islámica permanece casi inalterada a través del tiempo al menos en lo que a su urbanismo se refiere, aunque se reconocen algunas alteraciones motivadas por el paso del tiempo el cambio de cosmovisión, etc.

 

   La conquista de la ciudad, por parte de las tropas  de los reyes católicos, marcan el principio del fin de la cultura islámica en el territorio península.  El reparto de propiedades entre los notables, todos ellos repobladores castellanos supuso un punto de inflexión  desencadenante de las sublevaciones moriscas de 1568-1570.

 

   Casi recién conquistada la ciudad se procede, a la consagración de edificios para el culto religioso incluida la Santa Inquisición. De la reordenación urbana que efectuaron los Castellanos, hemos de decir que en un primer estadio no fue muy agresiva, si no que se respetó la estructura urbanística de la ciudad y se adaptaron al menos en principio las tipologías civiles.

 

   Sin embargo el tiempo promovió la destrucción del Zoco de la Madinat, lo que ha contribuido, entre otras muchas intervenciones, a la desaparición del patrimonio medieval islámico.

 

 

   Alhama conserva monumentos históricos significativos como las termas árabes que dan nombre a la ciudad, situadas de la localidad, en dirección Granada o, el puente romano sobre el río Alhama cercano a las termas.


   La parte monumental del casco urbano se concentra en su zona suroeste. Todo el casco antiguo está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Entre los elementos más importantes se encuentra la Iglesia Mayor de la Encarnación, levantada por orden de los Reyes Católicos en 1505 sobre la primera iglesia cristiana consagrada en el antiguo reino de Granada, tras su toma por los cristianos. Su portada es obra de Enrique Egas.


   También cuenta con la Iglesia del Carmen, edificio renacentista del siglo XVI con decoración barroca. 
La Casa de la Inquisición, de estilo gótico isabelino, que sólo conserva original la fachada. El Hospital de la Reina, y la fuente conocida como Caño Wamba, erigida en 1533, ambas renacentistas.

   Alhama de Granada es conocida por sus baños termales árabes (de los que procede su propio nombre, al-Hama, que significa "el baño") y que darían lugar al actual Balneario, y por sus imponentes Tajos, localizados en la parte alta de la localidad y catalogados como Paisajes Sobresalientes según el Plan Especial del Medio Físico de Granada.

 

   La principal actividad económica es la agricultura, con explotación de cereales y olivo. Las actividades ganaderas se concentran en los ganados lanar y caprino. El turismo empieza a cobrar importancia con 403 plazas hoteleras y 104 en hostales y pensiones (datos de 2007).

 

 

   El puente romano 

 

   Construido en época de Octavio Augusto, en el siglo I a.C. Se ubica a la entrada del pueblo, sobre el río Alhama, en la bifurcación del Baño.
Presenta un solo arco y en los vértices dos rampas ascendentes que conforman la calzada que daba acceso a la ciudad y forman parte de una ruta histórica milenaria.

 

 

   Los baños árabes 

 

   Construidos en unas antiguas termas romanas los baños árabes son hoy un balneario del que poder disfruta.


   Castillo

 

   Más cristiano que musulmán el castillo, se alza en el centro el municipio.

 

   La Iglesia del Carmen

 

   Fue construida en 1587. Sufridora especias de las inclemencias naturales y humanas fue muy restaurada en el siglo XIX. Su planta y su estética tienen un marcado estilo barroco.

 


   La iglesia Mayor de la Encarnación 

 

   La grandeza de este monumento reside en el hecho fundamental de que se iniciara a construir con una estructura Gótica, por orden de los reyes católicos, y que con el devenir de los siglos el monumento haya integrado nuevos gustos, mudéjar, renacimiento, barroco, neoclasicismo.

 

   El Hospital de la Reina 

 

   Se inicia su construcción en 1485 como primer hospital de sangre del Reino de Granada por los Reyes Católicos. Se encuentra en el centro histórico, sobre el solar de un palacio del cadí de la ciudad y es de estilo renacentista con armaduras mudéjares.

Hoteles en Alcalá de Guadaira
Hoteles en Alhama de Granada
Hoteles en Antequera
Hoteles en Archidona
Hoteles en Carmona
Hoteles en Écija
Hoteles en Estepa
Hoteles en Granada
Hoteles en Loja
Hoteles en Montefrío
Hoteles en Osuna
Hoteles en Santa Fe
Hoteles en Sevilla
Restaurantes en Alcalá de Guadaira
Restaurantes en Alhama de Granada
Restaurantes en Antequera
Restaurantes en Archidona
Restaurantes en Carmona
Restaurantes en Écija
Restaurantes en Estepa
Restaurantes en Granada
Restaurantes en Loja
Restaurantes en Montefrío
Restaurantes en Osuna
Restaurantes en Santa Fe
Restaurantes en Sevilla