Noticias · Blog · Contacto
Buscar establecimientos
English
French
German
Portuguese
Italian
Chinese
Japanese
Russian
Loja
Boletín de Novedades
Suscribete a nuestro boletín y recibe en tu correo todas nuestras novedades.
 
Loja
Loja

 

DEL VALOR DE UNA CIUDAD, HISTORIA DE UN MITO

CONTEXTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

 

Descubre nuestros Hoteles aqui y nuestros restaurantes.

 

   La ocupación del territorio lojeño se documenta desde los tiempos paleolíticos. Desde entonces hasta hoy no ha dejado de ser un enclave de población apetecido por los pueblos íberos, por la Roma imperial, por los primeros bárbaros, por los musulmanes, y luego tras la Conquista Cristiana, Loja se asentó bajo el dominio de los Reyes Católicos.


   En este amplio margen histórico se define el carácter que Loja mantuvo durante gran parte de su historia: el de ciudad frontera.


 

   Los historiadores y la tradición historiográfica dejan constancia de la importancia de la ciudad a través de los siglos. Ha acogido a grandes personajes que contribuyeron a cambiar la historia como ibn al-Jatib, o el honradísimo Gran Capitán y una larga lista de personajes ilustres.

   En Loja conviven obras de arte y monumentos que reflejan los estilos de todos los periodos históricos de forma exponencial. 

   Influidos por la poderosa escuela granadina Loja crece como centro artístico en el que todo se mezcla: el renacimiento, el mudéjar, el barroco, etc. Todo se transforma para crear una ciudad nueva, una Rosa entre espinas como dijo Isabel I de Castilla cuando entró en la ciudad por primera vez.

   En el siglo XVI, como casi todas las ciudades medias, Loja crece en población y riqueza debido a las políticas de exterior e interior del reinado de los Reyes Católicos y este auge se prolongará también  durante el imperio de Carlos V.

   En este clima de estabilidad y expansión un maestro, perteneciente a la segunda generación de artistas del Renacimiento Andaluz, Juan de Maeda, llega de la mano de Diego de Siloé para convertir el léxico árabe y gótico en Renacimiento.

   Es precisamente esta imagen lo que la hace un mito, su valor reside en un pueblo que costó conquistar a los cristianos, que se volcó con las artes y que fue durante algunos años uno de los lugares predilectos de la Reina Católica, y estuvo bajo el mando de Gonzalo Fernández de Córdoba.

   Un mito que parte de su aspecto coronado por la antigua alcazaba y que tanto llamó la atención de Washington Irving.

 



   Iglesia Mayor de la Encarnación


   La Iglesia Mayor de la Encarnación es la principal de las parroquias, situada en el centro de la ciudad es iglesia mayor o matriz. Se llama así puesto que todas las iglesias mayores o matrices del Arzobispado de Granada fueron tituladas por los Reyes Católicos bajo la advocación de Santa María de la Encarnación como muestra de la victoria de la fe cristiana sobre la musulmana.


   Las primeras obras de su construcción se datan en 1491 sobre el solar de la antigua mezquita aljama o mayor de la ciudad a iniciativa del Obispo de Málaga, Pedro Díaz de Toledo y Ovalle. Entre los valores artísticos de esta antigua colegiata sobresalen el retablo renacentista de Miguel Sánchez y Pedro Machuca (1535)


   Iglesia de Santa Catalina


   La Iglesia de Santa Catalina está situada en pleno corazón del barrio alto de Loja y levantada bajo la advocación de la Concepción. Construida en el 1593, sus líneas son gótico-mudéjares. Su cubierta de es armadura y poseía un retablo churrigueresco de 1727 que se perdió durante la Guerra Civil junto con otras obras de imaginería. Antiguamente guardaba las reliquias de San Cresto.


   Iglesia de San Gabriel


   La Iglesia de San Gabriel es un templo del siglo XVI declarado Monumento Histórico Nacional en 1991. Para Gómez-Calero se trata de una de las obras más trascendentes de la arquitectura renacentista granadina por las novedades que presenta, iniciando la etapa más original y expresiva del clasicismo español. Según la tradición, Diego de Siloé fue su tracista, aunque otras fuentes señalan hacia su discípulo Juan de Maeda. En su interior destaca su amplia nave con capillas laterales. También es digno de señalar, su cabecera por su monumentalidad.

Hoteles en Alcalá de Guadaira
Hoteles en Alhama de Granada
Hoteles en Antequera
Hoteles en Archidona
Hoteles en Carmona
Hoteles en Écija
Hoteles en Estepa
Hoteles en Granada
Hoteles en Loja
Hoteles en Montefrío
Hoteles en Osuna
Hoteles en Santa Fe
Hoteles en Sevilla
Restaurantes en Alcalá de Guadaira
Restaurantes en Alhama de Granada
Restaurantes en Antequera
Restaurantes en Archidona
Restaurantes en Carmona
Restaurantes en Écija
Restaurantes en Estepa
Restaurantes en Granada
Restaurantes en Loja
Restaurantes en Montefrío
Restaurantes en Osuna
Restaurantes en Santa Fe
Restaurantes en Sevilla