Noticias · Blog · Contacto
Buscar establecimientos
English
French
German
Portuguese
Italian
Chinese
Japanese
Russian
Antequera
Boletín de Novedades
Suscribete a nuestro boletín y recibe en tu correo todas nuestras novedades.
 
Antequera
Antequera

 

ANTEQUERA

 

Descubre nuestros Hoteles aqui y nuestros restaurantes.


Las características naturales de la Depresión de Antequera han hecho de ella lugar de tránsito y asentamiento de las distintas comunidades primitivas que desde el Paleolítico Medio se establecieron en la Península Ibérica. La Edad del Bronce, sin embargo, es la que nos ha dejado los más importantes restos prehistóricos como son el Conjunto Dolménico de Menga, Viera y El Romeral, fechado entre el 2.500 y 2.000 años a.d.c.
En lo que hoy es el cerro calizo sobre el que se asienta el Castillo árabe de la ciudad, existió un núcleo fortificado ibérico que posteriormente se transformó en la Antikaria romana. 
Desde el siglo IV y hasta los comienzos del siglo XV, no tenemos demasiada documentación sobre Antequera, sin embargo la llegada de los árabes abre una nueva época de conflictos consecutivos tras la caída de los omeyas cordobeses.
Desde mediados del siglo XIII, una vez conquistadas Sevilla y Jaén, es cuando Los monarcas castellanos comprendieron su condición de llave del reino de Granada y como tal intentaron conquistarla en distintos momentos. Finalmente sería el Infante Don Fernando "el de Antequera" el que la tomaría definitivamente el 16 de septiembre de 1.410.
Las incorporaciones de Sevilla y Granada (1.492) a la Corona de Castilla cambiaron la condición de plaza militar de Antequera por zona de expansión urbanística y demográfica. 
En el siglo XVI, Antequera, llegó a convertirse en una de las más importantes ciudades de Andalucía por su gran actividad comercial, ya que se regulaba el tráfico de mercancias entre los ejes Sevilla-Granada y Málaga-Córdoba.

 



La fundación por los Reyes Católicos de la Colegiata de Santa María la Mayor, tendría una gran importancia para la vida cultural antequerana. En este período se construyen las parroquias de San Sebastian, San Juan Bautista y san Pedro, San Isidro y Santa María de la Esperanza. Las órdenes religiosas también comienzan a fundar en Antequera. Los conventos de San Zoilo, San Agustín, el Carmen, la Encarnación van levantando sus muros en una auténtica fiebre constructiva. Junto a las construcciones religiosas también van apareciendo edificios civiles de importancia, tales como: Edificio Municipal, Arco de los Gigantes, Templete del Castillo del Papabellotas, Casa del Cabildo de la Plaza Alta, etc.
En los aspectos artísticos, el siglo XVII en Antequera está marcado por el manierismo y el barroco, que serán los estilos más definitorios de la estética antequerana. Se construyen las iglesias de la Trinidad, Jesuítas (Loreto), y Santo Domingo; y se inician las de Belén, San Juan de Dios y los Remedios. Entre los siglos XVII y XVIII se levanta uno de los monumentos más emblemáticos del barroco antequerano: La Torre de la Colegiata de San Sebastián.

 


El siglo XVIII una agricultura en auge y una importante actividad artesanal y comercial hacen que Antequera viva el mejor momento de su historia. Por otra, la demanda de obras de arte por parte de la iglesia impulsó la formación de una escuela local de artistas, cuya producción iba destinada en muchas ocasiones a las poblaciones cercanas de las provincias de Córdoba, Sevilla, Málaga.
La Antequera del siglo XVIII en lo artístico es la de las iglesias de blancas y rizadas yeserías, los exteriores de ladrillo y los interiores ultradecorados; de las remodelaciones urbanísticas; la de las Cofradías y devociones a imágenes muy concretas. Se levantan ahora las iglesias de la Victoria, las Descalzas, Santa Catalina, Madre de Dios, Santa Eufemia, Santiago, Santa Clara, la Caridad, la Escuela de Cristo, San Miguel, etc. Todas estas construcciones tenían que ser decoradas de retablos, imágenes y lienzos. Tampoco podemos olvidar la importancia de los plateros antequeranos, que en este siglo se agremian en torno a la Cofradía de San Eloy.

 


Existe una arquitectura popular de características peculiares, construyéndose además por la nobleza antequerana palacios y casonas de gran belleza. Algunos de ellos son: el palacio del Marqués de Villadarias, del Conde de Pinofiel, del Conde de Colchado, del Conde de Valdellano, del Barón de Sabasona, etc.
En el siglo XIX a causa de una epidemia de fiebre amarilla comienza un descenso demográfico (1.804). En 1.830 empieza la recuperación, con el consiguiente aumento del número de habitantes y la importante reactivación que sufren las actividades económicas. En la agricultura desaparecerían los propietarios jurídicos, sustituidos por una burguesía agraria favorecida por una coyuntura agraria que empezaba a compartir con miembros de la antigua nobleza el poder político local. Esta burguesía tomará la iniciativa de una considerable actividad industrial, partiendo de las actividades artesanales, especialmente la textil lanera.

 


A mediados de la década del ochocientos casi un 25% de la población activa dependía de la elaboración de los tejidos de lana, que se comercializaron por toda España.
En el siglo XIX el arte religioso, que tanta importancia tenía, prácticamente desaparece y la arquitectura civil enfila hacia un academicismo de corte burgués y ecléctico.
Nuestro siglo comienza en Antequera con una estructura de la propiedad desequilibrada, un sector primario de carácter extensivo y progresivamente especializado en el cultivo cerealístico y olivarero, y cada vez menos competitiva.

 


Tras la guerra civil vive momentos de declive económico en medio de enormes miserias sociales. Los años sesenta traerán una fuerte emigración, sufriendo la población un momento de considerable regresión. La Antequera actual vive un momento expansivo, con una agricultura modernizada y una actividad industrial en constante crecimiento.

 

MONUMENTOS
Antequera alberga un extenso patrimonio arquitectónico compuesto por más de medio centenar de edificios religiosos y civiles, así como numerosos yacimientos arqueológicos.

 

ARQUITECTURA RELIGIOSA
Declarada Monumento Nacional, la Real Colegiata de Santa María La Mayor es una obra de transición entre el gótico tardío y el Renacimiento. Fue construida entre 1514 y 1550 y tiene el honor de ser el primer templo que se concibió dentro del estilo renacentista en Andalucía. La Real Colegiata de San Sebastián, fue construida a partir de 1548 por el arquitecto Diego de Vergara, aunque posteriormente sufrió varias alteraciones por lo que en la actualidad presenta una mezcla de estilos; renacentista y plateresco en la fachada, barroco en la torre campanario y neoclásico en partes del interior.

CONVENTOS
Convento de Madre de Dios de Monteagudo fue levantado entre los años 1747 y 1761 sobre un antiguo convento derruido a causa de un incendio. El proyecto corresponde al alarife Cristóbal García. Su torre está considerada como uno de los ejemplos más bellos del barroco andaluz.

Convento de Belén data de principios del siglo XVII y presenta planta de cruz latina, fachada austera de piedra y ladrillo y una cúpula decorada con coloridas yeserías barrocas.
Convento de la Victoria, tiene planta octogonal y está inspirado en los modelos del barroco italiano. La fachada de sillería presenta un balcón central que aporta un aspecto civil al edificio.
Convento de la Encarnación, datado en 1580, es de estilo manierista-mudéjar y repite el modelo de iglesia morisca granadina, con una sola nave cubierta con artesonados.
Convento de San Agustín es uno de los más antiguos, construido entre los años 1550 y 1566, según el proyecto de Diego de Vergara. El estilo predominante es el del manierismo, al que corresponden la capilla, la fachada y la bóveda.
Convento de la Trinidad data de 1672-1683 y presenta un estilo barroco muy clasicista. El proyecto se debe a un fraile de la orden de los Trinitarios Descalzos, fray Pedro del Espíritu Santo.
También del siglo XVII datan el Convento de los Remedios y el Convento de Santo Domingo, del que destaca la armadura mudéjar de la nave central.
Al siglo XVIII pertenecen otros tres conventos. El Convento de San José fue construido entre 1707 y 1734 y está considerado como una de las representaciones más genuinas del barroco antequerano. Convento de las Catalinas. Convento de Santa Eufemia
Por último cabe destacar el Real Monasterio de San Zoilo, fundado por los Reyes Católicos en 1500. Es un convento de estilo gótico y también está declarado Monumento Nacional.

 

IGLESIAS
Del siglo XVI destaca el conjunto de iglesias columnarias renacentistas formado por las iglesias de San Pedro, Santa María de Jesús y San Juan Bautista.
También fueron construidas en el siglo XVI la Iglesia de Santiago y la Iglesia del Carmen. La de Santiago en sus inicios fue una ermita, comenzada en 1519. La del Carmen formó parte de un antiguo convento hoy desaparecido y está declarada Monumento Nacional.
Del siglo XVII destacan la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto y la Iglesia de Los Capuchinos.
Del siglo XVIII data la Iglesia de San Miguel, construida según los diseños del alarife Nicolás Mejías, de cuya obra sólo se conserva la capilla mayor, el camarín de ésta y la espadaña. El resto de la iglesia es una reconstrucción del siglo XX, aunque se intentó reproducir el diseño original.

 

 

ERMITAS Y CAPILLAS
La Capilla Tribuna Virgen del Socorro es también llamada Capilla del Portichuelo, por estar situada en la plaza del mismo nombre. Esta plaza á considerada como uno de los conjuntos más interesantes del urbanismo castizo andaluz. Por su parte, la Capilla Tribuna de la Cruz Blanca data de 1774 y es atribuida al alarife Martín de Bogas. La Ermita de la Veracruz corona una de las partes más altas de la ciudad.

La Alcazaba de Antequera es el conjunto más destacado de la antigua medina islámica. Ocupa el cerro y tiene planta rectangular y dos torres, de las cuales la mayor es la del Homenaje.

El Pósito, antiguo almacén de trigo del siglo XVII.

El Hospital de San Juan de Dios, construido en la segunda mitad del siglo XVIII.

El Palacio Consistorial, antiguo convento convertido en la sede del ayuntamiento.
Del siglo XX destacan dos edificios construidos durante la Segunda República: el Teatro-cine Torcal (1933-34) y la ecléctica Caja de Ahorros de Antequera (1932).

Palacio de los Marqueses de la Peña de los Enamorados, del siglo XVI; Palacio del Marqués de las Escalonias y la Casa de los Pardo, del siglo XVII; Palacio del Marqués de Villadarias, Palacio de Nájera, Casa de los Colarte, Casa del Conde de Pinofiel, Casa del Barón de Sabasona, Casa del Conde de Colchado, Casa de los Ramírez, Casa Bouderé, del arquitecto Daniel Rubio, Casa de los Serrailler, de Aníbal González.
Puertas monumentales



El Arco de los Gigantes contiene inscripciones latinas procedentes de los yacimientos de Singilia Barba y otros asentamientos romanos.
Los restos arqueológicos más importantes del municipio son los que forman la llamada zona arqueológica de los dólmenes de Antequera. El dolmen de Menga es una de las cumbres de la arquitectura adintelada en la Prehistoria europea. l dolmen de Viera también está construido parcialmente en una elevación del terreno. La forma definitiva de la planta permite clasificarlo dentro del tipo "sepulcro megalítico de corredor". El dolmen de El Romeral tiene dos ejemplos de cámaras realizadas con el recurso de la falsa cúpula.
En las inmediaciones de los dólmenes se encuentra el asentamiento del Cerro de Antequera, estudiado por primera vez en 1977.
Otros yacimientos importantes: la Carnicería de los Moros, las termas romanas situadas a los pies de la Real Colegiata de Santa María la Mayor; la Villa romana de la Estación, la zona arqueológica de Aratispi, El Gallumbar, la necrópolis de Alcaide, el poblado y necrópolis tardorromana de La Angostura; y la zona arqueológica de la ciudad romana de Singilia Barba, entre muchos otros.

 

 

Hoteles en Alcalá de Guadaira
Hoteles en Alhama de Granada
Hoteles en Antequera
Hoteles en Archidona
Hoteles en Carmona
Hoteles en Écija
Hoteles en Estepa
Hoteles en Granada
Hoteles en Loja
Hoteles en Montefrío
Hoteles en Osuna
Hoteles en Santa Fe
Hoteles en Sevilla
Restaurantes en Alcalá de Guadaira
Restaurantes en Alhama de Granada
Restaurantes en Antequera
Restaurantes en Archidona
Restaurantes en Carmona
Restaurantes en Écija
Restaurantes en Estepa
Restaurantes en Granada
Restaurantes en Loja
Restaurantes en Montefrío
Restaurantes en Osuna
Restaurantes en Santa Fe
Restaurantes en Sevilla